La entrada que publiqué ayer, respecto a la fiesta Burlande Fest generó varios comentarios, y sin duda una rápida reflexión sobre nuestros valores y lo incorrecto que es discriminar al otro por su origen étnico o cultural.
Me llegó una disculpa general de los organizadores que deseo compartir con todos ustedes.
“BURLANDE FEST” A LA COMUNIDAD JUDÍA:
Como respecta y nos dimos cuenta, una leve “broma” de un organizador dentro de nuestra Fiesta, paso de ser broma a ser un “insulto” (así se lo tomaron a pesar de las explicaciones) a la COMUNIDAD JUDÍA, entonces pedimos disculpas publicas porque no fue nuestra intención herir, agraviar a nadie. 
PEDIMOS NUESTRAS SINCERAS Y HUMILDES DISCULPAS
Nacho Burlando Franco Laporta Daniel Damonte Elias Delfino Facundo Javier Hernandez Liencre
La disculpa, aunque escueta merece tener un espacio y ser publicada. Asimismo al poder conversar con alguno de los organizadores, entiendo que no está en un espíritu el discriminar y que fue probablemente un acto irreflexivo dentro del mundo de las redes sociales.
¿Por qué lo digo? Por esta conversación vía Twitter que sostuve con uno de ellos:
Buenas noches Fabián, soy organizador de la famosa fiesta la cual usted publico una denuncia en su blog, Quería más o menos contarle lo que es la fiesta, y los motivos por los cuales se ocasionaron esos inconvenientes “mal interpretados”.
Nosotros realizamos la fiesta anteriormente una edición la cual el personal de los baños nos fallo con la entrega del baño químico, por lo tanto no hubo baño en esa fiesta, en nuestro nuevo evento remarcamos que en esta si iba a haber baño y un compañero pensó que estábamos marcando eso por el tema ocurrido en Santa Teresa con la chica que realizo sexo oral bajo los efectos de vaya a saber uno que droga, pero nosotros en un principio no estábamos haciendo referencia a esos baños pero la gente lo malinterpreto. 
(…) Nosotros contamos con un compañero que a la hora de poner dinero, nunca pone un peso, y de apodo e le pusieron judío, por eso en el evento, en forma de chiste. No se admiten judíos, pero no refiriéndonos a las personas con ese tipo de creencias, sino a los que no pagan y se quejan de los precios.
Lo otro de los “planchas” se puede ver en todos los bailes, que dicen estricto derecho de admisión no cortes rapados, resortes, pantalones deportivos, pero el creador del evento resumió eso en Planchas, que no quiere tampoco decir que estamos discriminado ya que nosotros también contamos con amigos que se visten de esa manera.
La charla siguió y consideré que el organizador que con el cual estaba hablando era coherente y comenzó el dialogo con el resto como para llegar hoy a poder publicar una disculpa, y modificar el artículo de denuncia que se publicó en primer lugar.
El resto de los organizadores también se contactaron conmigo, mostrando más brevemente la misma línea de ideas.
Si bien ya decir judío a alguien tacaño es reafirmar un prejuicio, entiendo de donde vino la broma y que a veces podemos no reflexionar sobre como las palabras tienen un significado. Es importante cuidar esos detalles. Lo mismo resumir en una palabra, planchas, un estilo de vestimenta no permitido.
Creo que sería importante si los organizadores permiten poder generar concientización dentro de las instituciones educativas a las que asistan sobre la discriminación, como ya pudimos hacerlo con uno de ellos.
Asimismo me gustaría rectificar que Facundo Javier Hernandez Liencre cumple actividades de musicalización dentro de la fiesta, es decir trabaja para la fiesta, pero me comentó que no estaba involucrado en lo que fue la organización en sí de la fiesta y su postura respecto a la judeofobia (antisemitismo) era la misma que la del resto de los organizadores.
Esperemos que este tipo de intercambios y de discusiones ayuden a tener una mejor y más democrática sociedad, sin actos de discriminación.
nelson mandela principio